La ostra o la vida

Érase una vez… A la ría de Suances, villa turística y marinera, llegan las deyecciones químicas y fecales de varias industrias y unos miles de cristianos. En tiempos de Aznar, con fondos europeos, se levantó la depuradora de Vuelta Ostrera. Dicen que su emplazamiento es ilegal y amenazan con demolerla y reconstruirla unos metros más allá. Por supuesto, ya sin fondos europeos…

ria2bsan2bmartin2by2bcurva2bde2bla2bvuelta2bostrera-2bimagen2bde2b2005

21 de julio de 2013

Einstein conjeturó que desplazándose tan rápido como la luz, el tiempo transcurriría muy lento, lentísimo. Imaginemos a un contribuyente que despegó rumbo al espacio con una guindilla galáctica en el culo, en el preciso instante en que se inauguró Vuelta Ostrera. Recién acabado su garbeo sideral, con la rabadilla menos incandescente, el intrépido habrá envejecido apenas 1 día, en lo que para nosotros han sido 15 años.

Nada más aterrizar, el comité de bienvenida le informa de que es obligado demoler la depuradora y construir otra justo enfrente. ¡Recoños! ¿Tan pronto? Me habéis abrasado a impuestos y ahora venís a por más. Y si le pido a la Merkel que me eche una mano, quizá sí, quizá me la eche, pero al pescuezo. De modo que el aprendiz de astronauta empieza un diálogo interior con ese okupa que a veces se le cuela en la sesera.

¿Oye, tío, es que Vuelta Ostrera no funciona? No, señor, trabaja con eficiencia. O sea que ya no se ven carajones flotando. Dicho a lo bestia, así es, la ría baja depurada. ¿Entonces? Pues que la construyeron en terrenos de dominio público. Hombre, vale, pero se me ocurren peores maneras de usar el suelo público… Ya, ¿pero qué me dices de los aspectos ecológicos Te digo que leches: si ahora derribamos esa mole de hormigón, allí se quedarán los cascotes, hasta que los recubran los mejillones. En fin, amigo mío, tú, que lees tanto, ¿qué opinas?

Cuestión de pura legalidad. La ley estipulaba y alguien la burló. Qué raro, en una España cuyos batallones de abogados son incapaces de memorizar todas las leyes promulgadas (y quizás aún vigentes). Si les apretujamos todos los Aranzadis en la mollera, no sería raro ver muertos vivientes cuyo melón revienta a la hora menos pensada. ¡Será por leyes! Ahora bien, es un contradiós pagar una obra costosísima y repagar por demolerla y recontrapagar por rehacerla, sencillamente porque pago, repago y suprapago salen de la misma teta o, si usted lo prefiere, se derraman como plomo candente sobre los mismos costillares.

Los ecologistas, más bien pocos pero insistentes, andan en lo de preservar la naturaleza y respetar la letra-ley. Encomiables afanes, pero nunca sobra revisar las aristas financieras. No sé a ellos, pero desde luego a mí no me sobra el dinero, y no me da la gana que me rasquen los bolsillos telarañados para destruir/reencofrar una depuradora que, mal que bien, ya está cumpliendo su benéfica misión.

Naturalmente espero que el Supremo sufra una crisis de sentido común y haga lo que suele: retorcer la ley para amoldarla a lo que mejor cuadre. Porque de leyes absurdas –y de los absurdos caminos para torearlas- ya estamos los paganos hasta las narices, y cuando se trata de apoquinar más impuestos, para dar gusto a vete a saber quién, entonces la ira nos ataca el entendimiento.

Eso sí, mientras el Supremo se las ingenia para que Vuelta Ostrera dure lo que tenga que durar (y no haya que gastar lo que tenga mejor destino), algo habrá que hacer con los decisores que jodieron la marrana. Algún politicastro metido a ingeniero, algún funcionario proclive al mangoneo y algunos insensatos digamos híbridos, de medio pelo y larga mano. ¿Cómo evitamos que sigan calentando la silla y repitan la jugada?

Quizá valga reunirlos en un lugar discreto con los Chochas, una banda/familia con acreditado dominio de avanzadas herramientas negociadoras. Los Chochas, cuando la cosa se atasca, desarrollan la afamada estrategia PPC: patadas, puñetazos y cabezazos. Ahí radica el éxito, en usar la cabeza. Así no tendremos que arrojar desperdicios a la ría con los tobillos amarrados a un bloque de ecológico cemento.

Anuncios

Escribe libremente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s