Extraño domingo de campo

22 de marzo de 2020

Guerreros

En 1965, la enorme cantante Amália Rodrigues (no portuguesa, sino universal) estrenó un fado compuesto por ella misma, Extraña forma de vida, que así principia: ‘Fue por la voluntad de Dios / Que vivo en esta ansiedad’.

Eran años de dictadura en la Península Ibérica y archipiélagos aledaños. Años, aquí, de nacionalcatolicismo y nacionalsindicalismo, una burbuja fascistoide y ultramontana, con la aquiescencia no sé si medrosa, beneplácita, sojuzgada o cobarde de un pueblo gris marengo.

Viajar, politiquear cenando, beber de noche, comprar libros, ver cine, exposiciones o teatro -la libertad, en suma-, era una aspiración asediada por la censura, el qué dirán, el sereno, la autoridad (civil, militar y religiosa), el peso brutal de la patria y la estabilidad hormigonácea del régimen.

¡Quién lo dijera! Una pandemia de proporciones jugosamente elásticas (según a quién y cuándo conviene) nos ha llevado al estado de sitio, con las libertades fundamentales cercenadas. Socapa de preservar la vida humana, la superioridad decreta una vida gusana y todos los días hay que consultar la ordenanza, o te la recordará el heroico soplón del tercero.

No sé si puedo salir a la finca, a hacer alguna tarea filoagrícola. ¿Estará permitido desbrozar linderos forrados de bardas? Me inclino a pensar que sí. Este virus caprichoso lo mismo se propaga mediante receptores OE (ortiga escandalosa) o ZHP (zarza hijaputa). Desinfectemos, con recios guantes.

Ya puesto, limpio un pedazo del prado lindante. Lucía asalvajado y es menester un ataque de infantería contra el avance de los escajos. Dicen que esto del coronavirus nos hará mejores: a ver si el vecino aprende que la reciprocidad es alegría. Por casualidad, disuelvo un pequeño vivero de avispas asiáticas. O no han oído el toque de queda o pasan de las FME, fuerzas multadoras del estado. Casi todas huyen despavoridas; una se rompe la jeta contra mi visera de plástico.

Bajo los pinos piñoneros piso una vértebra de mi querida Tara. A saber qué tunelador la ha desenterrado. El hueso me susurra qué tal están los niños. (Aunque ya van para los 30, Tara nunca abandonaba al más frágil.) ‘Olmo, chapado en Milán, pero bien’ – le digo. Más temo por Sandra, que la noto alicaída porque no ve una senda franca. Con una pincelada de resina, el aire me trae su respuesta mastina: ‘La niña es fuerte.’

Por la radio se da autobombo el que nos (des)gobierna. ¡Albricias! Se ha percatado de que España es un gran país. Antes no, pero ahora que está él, sí. Perora una soflama patriótica y se me viene a la mente el rostro angelical del canalla Torra. Hasta hace 2 días, un prohombre con el que negociar a pachas. De varios miembros del (des)gobierno no se supo más; los habrá fumigado el coronavirus. Por algún capricho del cerebro, el tostón del tal Sánchez me recuerda el vocablo ‘mendacidad’.

Lo dice mucho el patriarca moribundo de La gata sobre el tejado de zinc. Un cáncer le come los intestinos y está hasta las pelotas de silencios, falacias y dobleces. El médico le oculta el diagnóstico ‘por ética profesional’, el enfermo rechaza la morfina ‘para mantenerse lúcido’ y la familia anda enfangada en un ominoso drama sureño. Puro Tennessee Williams, inexplicable fruto de un hogar más que disfuncional. Mendacidad. No pocas veces me asfixian los engaños y monsergas de una sociedad degenerada. Creo que el nazismo era eso: que te impongan la unanimidad y que delates al prójimo.

Ignoro el motivo de que los pinos no hayan tenido este año procesionaria. (Pensándolo bien, ya van varios años que las avellanas se caen sin madurar, en cambio los magostos han sido fabulosos.) Varias ramas gordas invaden el paso comunal y hay que podarlas. No, hoy tampoco viene el ecologista de guardia, pero sí, hoy tiene disculpa por la orden estricta de agazaparse en el trastero. La peña está muy preocupada por los ancianos, esos que vegetaban porque nadie quería saber nada de ellos, esos que salían a colación como perfectos destinatarios de la ‘eutanasia’. Hoy son herencia viva de una dignidad insepulta. Metáforas mendaces.

Algunas ramas son muy altas y tengo que subir a una escalera precaria para aplicarles la sierra de pértiga. La escalera se flexiona, la sierra se dobla, mis rodillas tiemblan y el conjunto es un baile de San Vito acojonante que los físicos denominan ‘resonancia’. Un terremoto en México DF, en 1985, causó enorme destrucción por culpa de la resonancia. Ya vale de pasar miedo en las alturas, sigo abajo con la motosierra. Ruge como una guadaña con hambre atrasada.

Ya en casa, antes de confinarme con el firme propósito de no ver programas de tontainas rebuznando consejos para no aburrirse, me detengo en una obra de Isabel Garay. Recia escultora vizcaína, se me escapó de entre los dedos hace 4 años, días después de regalarme una sugerente pieza de cerámica. ‘Libros fósiles’ – decía ella. Esos libros engullidos por el olvido que nos afean la prisa.

Extraña forma de vida. ‘Corazón desbocado… para, deja de latir; si no sabes a dónde vas, por qué te empeñas en correr’. A la pobre Amália Rodrigues, la Revolución de los Claveles la condujo al ostracismo ‘social’ por sus vínculos con el dictador Salazar. Cuando ella murió, 20 años después, Saramago tuvo la tardía gentileza de admitir que había donado fondos a los comunistas en clandestinidad. Mejor guardo la motosierra.

9 comentarios en “Extraño domingo de campo

  1. Majete, camarada compañero, sobre los que militasteis en el PCE, organización de ataque del sector hebreo de la secta saducea, ya avisé: ‘El que a los 20 años es comunista, va para descerebrado, el que a los 40 lo sigue siendo, va para hijueputa’, pero no hay quien elimine el carácter que imprime tal encono contra los seres humanos,por transitorio que sea, ni el trastorno de base, la pérdida del ‘firewall mental’ que supone sacarse el ‘foreskin’, mutilación y zombificación que se transmite generación tras generación, por la adscripción a los demonios de Egipto, acaban de publicar una imagen de un sello, moneda o amuleto del mono-arca de Judá Ezequías, con un disco solar alado y un Ankh; por mucho menos, salir en procesión tras una bandera con el Hexagrama, el Moisés, ya asesino de un capataz, hizo pasar a cuchillo a 500.
    ‘Ni entráis en el reino de los cielos, ni dejáis entrar a otros’
    ¿No habés pensado ir a algún sitio que no sea ‘Sefarad’? ¡Hasta los buebos siderales! Agur

    Me gusta

    • Camarada Atagú, el haber tomado como inicio y final de texto a la maravillosa Amalia por parte del doctor Lopez ha sido un atrevimiento. Pero las cosas como son, su música es sencillamente maravillosa, y como no podemos sospechar que Amalia era comunista ya que era íntima de Salazar (para que me entiendas, en España tuvisteis a un llamado Culo Blanco gracias a quien tuve la oportunidad de nacer fuera de la península; que sería nuestro equivalente…) vamos a aceptar esa osadía!
      Vayamos a la escalera que es lo que más me ha gustado del texto de Lopez…. (creo que me he perdido el episodio de los comunistas o es que no alcanza mi intelecto a leer entre lineas sabio Atagú????)
      uno se sube a ella y tiembla, la rama está demasiada alta, entonces uno vuelve a bajar antes de caerse, y… quizá reflexione…
      Ahora digamos que la escalera es nuestro sistema de vida, nuestra estructura, la que nos aguanta… por llamarla de algun modo así al hazar: neoliberalismo (va bien Atagú?) Si nos bajamos de la escalera y no cambiamos algo de esa escalera es que estamos listos para volver a darnos una leche.
      Aqui no se trata de comunistas amigo, aquí se trata de sentido común y memoria. A ver como te lo explico… si el mundo no tuviese un aire “comunista” “social” “de izquierdas” y solo fuese regido por los neoliberales (que recortan y recortan en sanidad, viva los datos!!!) estaríamos peor parados. Da sonrojo ver como neoliberales ahora piden a la seguridad social que actúe. Amigo, escucha un poco a Amalia, que si no te aporta perspectiva en tu pensar, seguro que te aporta algo de sentimientos. Los dogmas no son solo de la iglesia, verdad Atagú!
      Saludos

      Le gusta a 2 personas

      • La esperanza de vida ha venido aumentando desde las cuevas de Altamira, pero muy lentamente. De hecho, se ha disparado en digamos los últimos 100 años, y a ello han contribuido varias cosillas que bien cabe poner en relación con la ‘producción industrial’. El hilo nos conduce a la innovación tecnológica y, sin tirar demasiado, al afán de beneficio.

        Las sociedades que lo aceptan -y por ende admiten la radical individualidad o egoísmo de cada cual- tienden a prosperar, en tanto que las sociedades ancladas en una visión angélico-pastoril, de individuos afines y enamorados entre sí, tienden a enmierdarse. Como es natural, cada uno es libre de preferir unas u otras, porque en el fondo NINGUNA se amolda estrictamente a lo que dice propugnar y en todas coexisten ambas pulsiones. Decir que China es comunista es tan absurdo como decir que Noruega está en el maquinismo decimonónico. ¿Tengo que elegir? Pues no: a menudo carezco de criterio, o de ganas.

        Con la dictadura pasa igual. Liberalísimos entronizan a Pinochet y comunistísimos se tragan a Ceaucescu. Por lo que me atañe, que se vayan a tomar por retambufa. No admito ningún régimen, uni o polipersonal, que se erija sobre la censura, el ostracismo del disidente o el código penal para el discrepante.

        Amália -cuya ‘Lágrima’ oigo una y mil veces en el recogimiento de mi consulta-, yo no sé si era fascista de rigor o simpatizante comunista. No me atrevo a asegurar que fuera conformista -por cálculo- u opositora por lo bajini. Me limito a repetir lo que al parecer dijo Saramago. En realidad, tampoco sé si él era comunista: se le atribuye dicha condición. Como fuere, Amália era colosal y Saramago, un peñazo.

        Me gusta

      • A mí la que me gusta es Mercedes Sosa, ‘Canción con todos’; con la versión original de Violeta Parra del ‘Gracias a la vida’, en el fondo, un canto religioso, no puedo, la voz transmite su angustia vital, enerva.
        A Saramago le avisó Gabo: ‘Vosotros los estalinistas no creéis en la realidad’, pero fue en un sarao de Manolito Fraga Hiribarnea.
        ‘Atagú’, busca en el ABC, diario de los tiralevitas, mamporreros, y estafadores del entramado borbonario, por si no te has dado cuenta, es un personaje de ‘4 corazones con paro y marcha atrás’, de Enrique Jardiel Poncela, también conocido por ‘La tournée de dios’, es el ‘non plus ultra’ de la regresión, no hipnótica, sino al estilo de la ‘psicoterapia’ que hacía Julián Grimau.
        Pinochet dejó Chile sin deuda externa; a otra: la confianza en la tecnología, o sea: ‘Al Señor rogando y con el mazo dando’ es una constante en la historia europea, mira la descripción del equipamiento de Ozzi ‘el hombre del hielo’, que no sé donde andará el primer ‘Hombre de Minnesota’ que estaba en un bloque de hielo. A ver lo que tardan en oírse voces pidiendo que dejen descansar a Ozzi en la tierra, como acabaron por hacer con ‘El negro de Bañolas’, en tecnología destacaron los alemanes, llevan mil años de adelanto a todos en metalurgia.
        La eclessia romana, que mantiene vivo el sanguinario poder del spqr, no da pie con bola desde el siglo 3 º o 4º, aunque todos sus sacramentos sean válidos, se pase usté a la ortodoxa, el perito limpiavías te guiará ‘a donde se juntan los raíles’, la nada. Yo no escribo ni leo entre líneas, pero los hay que ‘Siempre fueron enigmáticos, y epigramáticos, y áticos, y gramáticos y simbólicos y aunque los escucho flemático, sabed que a mí lo hiperbólico no me resulta simpático. Habladme, claro, guardés, que en esta cárcel sombría cualquier claridad de día consuelo y alivio es’, mientras se procure no pensar, todo irá bien, pero callar ante el delito es complicidad, encubrimiento, no he de callar, por más que con el dedo en forma vertical sobre los labios, silencio avises, o amenaces miedo.

        Si mantienen la tumba del Lenin en la plaza sanguinaria de Moscú, les cuesta una fortuna en líquidos y personal evitar que se deshaga, dicen que es ‘por el turismo’
        ¡Mentira!: les sigue ‘yendo la marcha’, como les va la marcha de Stalin a todos los socialistas y comunistas, menos a los chinos,
        Castro, fino pronosticador y estratega, hizo publicar en ‘Granma’ una nota llamando ‘traidores al movimiento obrero’ a los chinos, cuando pactaron con EEUU, China rompió con los social-fascistas soviéticos en 1962, y la España del régimen tuvo relaciones antes con Mao que con Moscú. Cuando abrieron la embajada soviética, fueron de visita a Jódar, Jaén, donde había voto comunista masivo, preguntaron, entre otras cosas, con qué frecuencia estallaban los tubos de las TV, algo muy común en la URSS, con incendios y víctimas, y se admiraron de que les dijesen que eso no pasaba.

        Vlad Putin, colonel del KGB en Dresden cuando se esfumó la DDR, restauró el himno soviético, no está claro si ‘motu propio’ o a instancias del estamento militar.
        Para demostrar hastío, y respeto a los millones de muertos por inanición en el periodo bolchevista, podrían sacar al Lenin de la plaza, llevarle a descansar al bosque, y poner en su lugar a los zares, mucho más estéticos, aunque nunca fuesen soberanos de las Rusias, sino unos príncipes contratados; dineros sí tenían.

        Subir y bajas peldaños de todo tipo simboliza el acto sexual, como el vuelo, como las aves simbolizan ‘la agresividad oral’, bien lo contó la beata alucinada Ana Catalina Emmerich, por un pueblo con ese nombre, que los masones, al derribar una iglesia, lo primero que hacen es construir escalones, la ‘spooky action at a distance’, el ‘magnetismo animal’, lo dijo Freud de la hipnosis, instantánea o por etapas, tiene un trasfondo sexual. La última vez que me en una encuesta me preguntaron ¿Sexo? no elegí hombre ni mujer, sino: ‘Otra opción’, y aclaré: ‘Enorme’.
        La pregunta correcta es: ¿Género? ¿Y a usted qué le importa?
        ‘La radical individualidad’, cierto, la presencia de seres libres es un obstáculo a la hegemonía ‘apiru’, bandas de cuatreros, salteadores de caminos, usureros y genocidas, su enfoque es la psicocirugía sin bisturí: ‘Muerto el perro, se curó la rabia’, ‘A otro perro con ese hueso’, yo quiero longanizas, pero sin que me aten, que controlen la delincuencia, propia y ajena, luego podemos considerar otras cosas.
        La propaganda, quizás anti-creyentes, que citas de ‘La gata…’, se repite en la historieta de Simone de Beauvoir sobre la que la parió: ‘Una murrte dulce’, donde asevera que se conoce a los médicos conservadores por su oposición al aborto y al uso de morfina, morfina que también saca Pedro Almodóvar en una peli; lo que hiciesen o dejasen de hacer en aquel hospital gabacho ante lo que parecía un GIST no es representativo ni significativo, pero sí lo es que al hermano de una compañera de trabajo le retirasen de golpe en un hospital madrileño todos los analgésicos, incluyendo los mórficos, el día de su muerte: aullaba pidiendo que le matasen; también es significativo el crimen de Ramón Sampedro, suicida desde que se tiró al agua, que describió bien uno: ‘Si yo quiero ayudar a morir a un amigo, no le doy cianuro, le doy otra cosa’

        Se tolera todo, excepto resistir, o denunciar los expolios de ‘la casta’, que parece corresponder, por su línea antimoral, a descendientes de los viejos que quisieron violar a la casta judía Susana, y de las israelitas que antes se prestaron a los estupros.
        Sobre el afán de beneficio, están la canción de los suecos ‘Abba’: ‘Money, money, money, must be funny, it’s a richmans’ world’, y la declaración del partido comunista chino. ‘Enriquecerse es glorioso’.
        En la apertura del €uro salió una opulenta cantando lo de ‘Money makes the world go around’, de ‘Cabaret’, pero tras el acceso de los sionistas de El Corte Inglés a la informática del banco de España, no sé en quedó, pueden saber las claves de las filigranas de los billetes, y montar una inflación que dejaría tamañita a la alemana de entre guerras.
        Los sistemas políticos y económicos son todos pluscuamperfectos, como el Ludovic Morateur de P Daninos, la cuestión es que los peores delincuentes de España están en las administraciones públicas, no se molestan en disimularlo, y la experiencia previa es que el capitalismo del partido no difiere del de los usureros. Un chiste soviéticos: ¿Qué es el capitalismo? -La explotación del hombre por el hombre ¿Y el socialismo? -Al revés, y un comentario pasota: ‘Ellos hacen como que nos pagan, y nosotros hacemos como que trabajamos’
        El capitalismo es brutal, pero funciona, lo malo son bastantes capitalistas, como estaría bien considerar el ‘social-comunismo’ como alternativa, si no fuese por tener que dejar hacer a soclaleros y comuneros, que decía ‘Su nena Hildegart’
        Ese guardaespaldas, carlosvalvas, que te ha salido, ilustre galeno (a ver si te envío para informe pericial el caso que te comenté el otro día), es un poco perseverante, en el sentido de senilidad del término, y nada veladamente amenazante, hace el papel de las SS, como lo hacía José Gros Camisó para Santiago Carrillo.
        ¡Malos tiempos para la lírica!
        ¿Venham Mais Cinco? ¡Vade retro! ‘Hit the road, and don’t you come back no more, no more, no more…!’

        Me gusta

    • En la secta militó mi señor padre -y pagó por ello cárcel-; yo nunca pertenecí a su organización, no por ‘desafinidad’ ideológica, en principio, sino porque nunca he confiado en el prójimo, menos aún en el camarada prójimo. Las teorías es lo que tienen, que al llevarlas a la práctica no son pocos los hideputas que ofrecían una faz distorsionada.
      Hoy, mi padre anda un poco jodido y temeroso de que el coronavirus le dé matarile. Hay que joderse. No lo aplacaron las huestes franquistas -no del todo- y se ve acoquinado por una criatura semiatómica. Dicho lo cual, y en honor a la verdad, es una criatura muy cabrona de la que no hemos hecho bien en guarecernos a tiempo. Temo que todo lo de ahora tiene algo de danza histérica contra la peste negra.

      Me gusta

  2. Una vez más me quito el sombrero ante el drlopezvega y su literatura, simpática, irónica, inteligente como parece ser el dr.al que no tengo el gusto de conocer, no deja de sorprenderme la imaginación para sacar temas de actualidad combinados con temas del ayer, del hoy, incluso del mañana, que estoy seguro en muchas de sus apreciaciones acertará y ha acertado.
    Siga así dr, algunos le admiramos y seguimos

    Me gusta

Escribe libremente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s