La dignidad y un libro

Dicen que Gabo ha muerto. ¿Qué sabrán ellos? Morirse está al alcance cualquiera, pero los maestros, esas personas increíbles sin las cuales tu cerebro sería distinto, no se mueren. Dejo constancia en este artículo publicado el 20 de octubre de 2013. ¡Va por usted, maestro! “El niño que yo fui, bajo la luz mortecina de una bombilla…