No estás sola

No hay foro donde lo que llaman “comunicación” no comparezca hasta aburrir. Si un político la lía, se justifica por fallos de comunicación y desata un terremoto de 0,005 grados Richter: destituye a un secretario y designa a otro guapito-mendrugo más dicharachero. En Medicina, ha aflorado una legión de “expertos” que disertan sobre cómo explicar…