Maestros, a su pesar

Domingo, 30 de diciembre de 2018   Sucedió a finales de 1989 que tuve a mi cargo un enfermo, un hombre de unos 50 años, ingresado a causa de un cáncer digestivo. Llevaba en planta unos 14 días, superando alifafes, acompañado siempre por su cónyuge. En realidad, ella era mi interlocutora, pues el enfermo solía…